top of page
  • Foto del escritorPrensa Aseguradora

La escasez de divisas afecta los pagos de Primas a Reaseguradores Internacionales.

7 de marzo de 2023.

La escasez de divisas en el país dificulta los pagos de primas a reaseguradores internacionales. Desde octubre de 2020 las aseguradoras y reaseguradoras argentinas han tenido complicaciones de acceso a divisas para realizar pagos de primas de reaseguros y retrocesiones internacionales. En caso de que las aseguradoras no puedan cumplir con sus compromisos con los reaseguradores internacionales, existe el riesgo de que ciertos contratos de reaseguro sean cancelados y las compañías de seguros queden expuestas a riesgos que no tienen la capacidad de asumir y esto afecte la solvencia del sector. Moody’s Local Argentina considera que este riesgo se encuentra mitigado en parte por las relaciones de largo plazo y sinergias comerciales que las aseguradoras mantienen con los reaseguradores, que les permitiría negociar los plazos de pago. Estimamos que las necesidades de divisas para realizar estos pagos ascendieron a USD 1.250 millones en el ejercicio fiscal 2022.

Los ramos más afectados son las líneas comerciales de seguros patrimoniales, seguros agropecuarios y responsabilidad civil. Los ramos en lo que existe una mayor participación de reaseguradores son aquellos con sumas aseguradas más elevadas y que suelen estar estrechamente relacionados con el desarrollo económico del país, como ser incendios de grandes superficies, por ejemplo, plantas productivas, centrales eléctricas, o pérdidas en campañas del sector agropecuario, que suelen presentar siniestros de baja frecuencia, pero alta intensidad.

La escasez de divisas en el país dificulta los pagos de primas a reaseguradores internacionales En octubre de 2022, se introdujo el Sistema de Importaciones de la República Argentina y Pagos de Servicios al Exterior (SIRASE) a través del cual las aseguradoras y reasegurodoras deben pedir autorización para acceder al mercado único y libre de cambios (MULC) para realizar el pago de primas de reaseguros y retrocesiones en dólares a entidades en el exterior. A partir de esa fecha las compañías han tenido complicaciones para realizar estos pagos, ya que en la mayoría de los casos no fueron autorizados.

La utilización del reaseguro es fundamental para el sector asegurador argentino ya que las compañías de seguros transfieren a los reaseguradores parte de los riesgos que asumen que, en caso de ocurrir, resultarían en montos por encima de la capacidad de absorción del sistema local. En caso que las aseguradoras no puedan cumplir con sus compromisos con los reaseguradores internacionales, existe el riesgo de que ciertos contratos de reaseguro sean cancelados y las compañías de seguros queden expuestas a riesgos que no tienen la capacidad de asumir y esto afecte la solvencia del sector.

Moody’s Local Argentina estima que, de perdurar estas restricciones, el mayor impacto se verá en el período de negociación de renovaciones de los contratos de reaseguro, que en general vencen el 30 de junio de cada año, ya que los reaseguradores internacionales podrían optar por ofrecer menor capacidad para la cobertura de riesgos en Argentina o ser más selectivos al momento de tomar determinados riesgos. Asimismo, la situación del reaseguro a nivel internacional se está viendo afectada por las pérdidas de capital que originan las mayores tasas de interés y el incremento en los costos de retrocesión, por lo que estimamos un aumento en los costos de los reaseguros en los nuevos contratos, junto con una potencial reducción de comisiones y participación de utilidades.

Moody’s Local Argentina considera que este riesgo se encuentra mitigado en parte por las relaciones de largo plazo y sinergias comerciales que las aseguradoras mantienen con los reaseguradores, que les permitiría negociar los plazos de pago ante esta situación. En el caso de compañías de capitales extranjeros, este mitigante es en nuestra opinión mayor dado que una gran parte de sus primas cedidas corresponden a reaseguradores que forman parte del mismo grupo económico. Adicionalmente, en la actividad aseguradora es común la utilización de cuentas corrientes con reaseguradores por lo que los pagos de primas podrían compensarse con pagos de siniestros que el reasegurador deba hacer a la aseguradora.

Por otra parte, las restricciones a los pagos de primas internacionales tienen un impacto aún mayor en las coberturas de reaseguros facultativos debido principalmente a que los reaseguradores en este tipo de coberturas cuentan con la posibilidad de cancelar las coberturas y las relaciones que se establecen no suelen ser de largo plazo. Los reaseguros facultativos son de gran importancia para la industria aseguradora y para la economía en general dado que cubren riesgos específicos, mayormente de daños patrimoniales de elevadas sumas aseguradas.

Durante el último año fiscal finalizado en junio de 2022, las primas cedidas representaron un 11% de las primas brutas del total de mercado: el 64% de ellas correspondían a reaseguradores en el exterior y el 46% a reaseguradores locales. Asimismo, las reaseguradoras locales retrocedieron a retrocesionarios fuera del país el 61% de sus primas emitidas. Moody’s Local Argentina estima que las necesidades de divisas para pagos de primas a reaseguradores en el exterior representaron alrededor de USD 820 millones en el último ejercicio cerrado, mientras que las correspondientes a cesiones a retrocesionarios internacionales fueron de USD 430 millones.

Los ramos más afectados son las líneas comerciales de seguros patrimoniales, seguros agropecuarios y responsabilidad civil.

Los ramos en lo que existe una mayor participación de reaseguradores son aquellos con sumas aseguradas muy elevadas y que suelen estar estrechamente relacionados con el desarrollo económico del país como ser incendios de grandes superficies como plantas productivas, centrales eléctricas o pérdidas en campañas del sector agropecuario, que suelen presentar siniestros de baja frecuencia pero alta intensidad.

Por otra parte, los dos ramos más importantes del mercado de seguros en Argentina, automotores (29% del total de primas brutas emitidas en el ejercicio fiscal 2021-2022) y riesgos del trabajo (20%), cuentan con una muy baja cesión de primas a reaseguradores: 3% y 2%, respectivamente. Producto de esto, los diez ramos con mayor proporción de primas cedidas representan sólo un 15% de la producción anual y las aseguradoras con una cesión mayor al 50% representaron sólo el 3,4% de las primas brutas emitidas en el mercado a junio de 2022.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Publicar: Blog2_Post
bottom of page